La francesa Felicia Ballanger Campeona Olímpica de velocidad

 

La plusmarquista mundial  y dominadora en esta prueba durante los últimos cinco años, la francesa Felicia Ballanger, ha conseguido la medalla de oro en velocidad, al imponerse en dos de las tres mangas de la final, a la rusa Oxana Grichina, que ha conseguido lo que nadie había hecho en estas Olimpiadas, ganarle una manga a la francesa, que se ha mostrado casi inalcanzable para todas sus rivales. En la segunda manga, la francesa salió por delante de su oponente, cosa que no le gusta en absoluto, y cometió el error de confiar en exceso, pero cuando la rusa atacó, no le dio tiempo ha reaccionar, perdiendo la manga en el último metro. En este caso la táctica de Oxana Grichina, fue más inteligente que en la manga anterior, ganada por Felicia claramente gracias a su extraordinaria potencia.

Empatadas a mangas, la tercera y definitiva, presagiaban una posible sorpresa por el hipotético triunfo ruso, pero no fue así, Oxana salió por delante, quiso dejar que la gala pasara y ahí estuvo su error, pues situada en la parte superior de la cuerda, se paró haciéndole la bicicleta un extraño, momento que aprovechó Felicia para colarse por el interior con mucha velocidad, poniendo demasiada distancia para que la rusa le diera alcance.

El bronce lo disputaron la Ucraniana Iryna Yanovych y la australiana Michelle Ferris, siendo el bronce para la primera al ganar las dos primeras mangas.

Ciclismo